miércoles, 2 de diciembre de 2020

A mi lo que de verdad me gusta es que me la chupen

Obviamente a todos nos gusta que nos la chupen pero ¿ha sido el porno el que ha hecho que ésta sea la actividad principal?

En las películas parece que de forma mecánica las tías vayan directas a chuparle la polla al tío y eso parece como si se hubiese normalizado.

Está claro que a todo dios le gusta que se la chupen, es algo idéntico a comerle el coño a una tía, pero

¿se va tan directo al grano en la mujer a comerle el coño como en el hombre a chuparle la polla?

Siempre me llamó la atención ya que lo primero es calentar el ambiente, pero parece que es la práctica por excelencia, al menos de los fans del porno.

Luego cuando vas directo a comerle el coño a una tía sin calentar primero el ambiente se quejará de que:

1. El tío es malo en la cama.
2. Va directo al grano (como en el porno): este tío es un friki que se cree que la vida real es como en el porno y es un friki adicto al porno.

En la cama se pueden hacer infinidad de cosas pero el porno ha hecho que la sexualidad se base en la genitalidad y de la genitalidad no salimos, por lo que automáticamente el porno nos hace malos en la cama.

Eso está bien porque así los betas son malos en la cama y los buenos son menos, cosa que pasa siempre, betas mediocres muchos, cracks pocos, pero es un problema incluso social por lo que veo.

Demasiada gente pensando que la sexualidad = porno cuando el porno es una fantasía pero no es la realidad.
Hay tantos hombres que se creen que eso es la realidad que incluso luego van a hacer lo que ven en el porno con sus parejas y éstas piensan que están tratando con un friki fan del porno, sobre todo quedan como el culo cuando conocen a la chica por primera vez y buscan hacer lo mismo que en una película porno. O las mismas prostitutas cuando llega un tío a recrear su película Brazzers favorita ven que es un fricazo de los buenos betazo poco hombre perdedor paga polvos, vamos un despojo joya humana.

Fuente: Play_91

martes, 24 de noviembre de 2020