domingo, 10 de octubre de 2021

Correrse encima de las palomas

Hace un par de años atras, solía eyacular sobre palomas en un parque local. No es algo de lo que estoy particularmente orgulloso, pero me volví bastante bueno en eso. 

En ese entonces estaba consumiendo suplementos de zinc, así era capaz de disparar enormes cargas de esperma y fue algo que se convirtió como en un deporte para mí. 

Para los que esten interesados en como hacerlo, aqui les dejo mi estrategia. 

Primero, tienes que encontrar un lugar aislando en donde no te conviertas en un delincuente sexual. 

Despues, tienes que despertar a la bestia. Yo solía contentarme con imaginar a las chicas que trotaban en el parque acercandose a mi para cagar sobre mi pecho y era suficiente para avivar la llama, pero si no eres tan sexual como yo solo mira un poco de porno. 

Despues de que estes bien caliente y cachondo consigue algo de pan. Mis palomas preferian el pan blanco pero las palomas mas saludables puede que tengan cierta inclinación por miel de trigo o tal vez hasta multi grano. Recuerda que las palomas obesas y poco saludables son lentas y por ende son mas fáciles de atinar. Una vez estes sentado en el banquito y listo para la acción, bajate el cierre y saca al león de su jaula. Esparce algo de pan (no muy lejos de ti). Trata de calcular la distancia a la que puedes llegar a eyacular. 

Ahora solo es cuestión de esperar a que las palomas se acerquen, empiecen a comer y se sientan comodas con tu presencia. En este punto empiezas a arrullar gentilmente y a hablarles de una manera sensual para ganar su confianza. Por fín estamos listos para eyacular sobre la/las palomas. 

Esta es la parte más complicada porque el movimiento rapido de la masturbación resulta aterrador para los pajaros, asi que tienes que realizar movimientos sutiles. 

Una vez domines la técnica vas a ser capaz de terminar con solo sentir el roce del viento. Yo siempre trataba de apuntarles al cuello o al pico. Es un sentimiento extremadamente erótico y satisfactorio ver a las palomas cubiertas de mi propio semen y pensar que van a poder transportarlo a otra parte de la ciudad. 

Como sea, llevo mucho tiempo que no lo hago pero de vez en cuando me quedo observando con nostalgia las bandadas de pájaros que vuelan por mi casa. 

Fuente: Edu Baró