jueves, 28 de noviembre de 2019

Putas con cerveza gratis


Lo que no se le ocurra al bueno de O Bradoiro...

Rara es la puta que da su verdadero nombre, al igual que raro es el cliente que da el suyo. Y estúpido es de andar preguntando el verdadero nombre en un puticlú, sentencia O Bradoiro trasegando su enémiso vaso ancho de whisky en las rocas (como así llama él al whisky con hielo) y dado que ya está harto que todas sus putillas se quieran poner los mismos nombres, ha decidido que cada una se va a llamar como una marca de cerveza pudiendo elegir eso sí, por las de su nacionalidad.

Y así en el la casa de putas Manola, hay una puta que se llama Coronita y otra que se llama Chela al ser ambas mejicanas (con jota, puntualiza O Bradoiro), Victoria la puta malagueña, Cruzcampo la puta sevillana y Estrella la puta gallega. En todos los puticlubs hay una puta gallega, remarca O Bradoiro, que anoche estaba mucho más parlanchín de lo habitual.

Y cerveza ilimitada de la marca de la puta. Si eres un capillita mi arma del gran podé viva la macaéna... o te gusta la puta alias Cruzcampo, o te jodes con la cerveza que te toque. Salvo que obviamente, pagues mimí sikú o pipí de gato, a precio de champán del caro.

Son sus costumbres, y hay que respetarlas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario