viernes, 9 de agosto de 2019

Intercambio parejas putas gratis

A la casa de putas de O Bradoiro llegan cada poco tiempo grupos de parejas liberales o parejas swingers como se hacen llamar ahora, y le alquilan las habitaciones más grandes o habitaciones que estén juntas o tengan una puerta interior que las una, para hacer en ellas intercambio de parejas y botellón. Las habitaciones se las alquila porque la pela es la pela, y les baja el precio de las copas al objeto (imposible por cierto) que no le hagan botellón en las habitaciones a pesar que por lo que pagan, deberían incluso tener un todo incluído.

O Bradoiro dice que esto del intercambio de parejas es como ir de putas pero las putas son gratis, pues cada uno aporta su puta y se folla a las de los demás. Y lo dice un hombre que sabe de lo que habla pues está casado a la vez con tres putas, que ejercen de putillas en el mismo / su mismo puticlub.

También alquila habitaciones para grupos de sado masoquismo y eso lo tiene aún más desconcertado porque dice que son putas que no cobran y que pegan a sus clientes: ¡así no se puede trabajar!

Ante semejantes argumentos, le pregunté a ese buen gitano empresario por el supuesto en que gays o grupos de gays (maricones en su vocabulario) decidieran alquilarle varias habitaciones. Se puso como loco a gritar que su negocio es un negocio serio y que eso de darse por culo entre tíos es un acto del diablo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario